viernes, 27 de diciembre de 2013

HAYEDO MULTICOLOR

                            Me resulta una tarea casi imposible referirme a algunas imágenes captadas en el interior del hayedo en los años en que las condiciones son propicias, sin ser repetitivo al intentar encontrar las palabras que consigan describir lo grandioso de la  experiencia .
             Es aquí donde habría que recurrir al tópico de que : "una imagen vale más.....  .
             Y así es, pero ni siquiera ellas en la parcialidad del espacio limitado por su encuadre, consiguen hacer justicia a la apabullante belleza que en esos contados días de otoño puede contemplarse en algunos lugares del bosque de hayas.

Hayedo multicolor
Hayedo en transición de color (F:8,V:1/60s,ISO:100)


martes, 24 de diciembre de 2013

TODO UN MITO

                   El Mito (Aegíthalos caudatus), con unos 8 gramos de peso, es una de las aves más pequeñas de  la fauna europea.
                   Siempre me ha parecido que hay cosas que le dan a este pájaro un aire exótico:  su larga cola, su color rosado, o el elaborado nido que construye uniendo  musgo y líquenes con telas de araña, para obtener una "cápsula" forrada completamente de plumas, que es una obra maestra de aislamiento térmico.
          En estos meses de invierno, grupos familiares de ellos, recorren el bosque en busca de los ahora escasos insectos que constituyen su dieta, escudriñando a su paso cada resquicio de las ramas desnudas.
          Les había visto muchas veces picotear aquí y aya sin poder determinar que es lo que capturaban, porque creo que en esta época, la mayor parte de su alimentación la deben constituir animales muy pequeños, como ácaros, o huevos de insectos, imperceptibles a unos pocos metros por quien los observa.
        El de la imagen, estuvo un rato deambulando con la araña que acababa de encontrar, como sin saber que hacer,  quizá le resultaba un bocado demasiado "grande". (Clik en la imagen para verla más grande.)

Mito con araña
Mito (Aegíthalos caudatus) 

viernes, 20 de diciembre de 2013

EL DESAFÍO DE LA LIBÉLULA.

                          La libélula es un  animal portentoso. Sería el equivalente al halcón en el mundo de los insectos, pues se alimenta de otros insectos a los que dan caza en pleno vuelo.
           Observándola de cerca, parece ser unos "ojos con alas". Sus  órganos dedicados a la visión son enormes, algo así, como si cada uno de nuestros ojos tuviera el tamaño de nuestro cerebro.
           Es imposible imaginar como ven al mundo a través de ellos, pero observando las proezas aéreas de las que son capaces en sus vertiginosas persecuciones de animales rapidísimos y minúsculos, creo que dejarían en ridículo cualquier tecnología humana.
           El título de la entrada, hace referencia a la dificultad de conseguir una imagen en vuelo de uno de estos insectos, por lo rápido e imprevisible de sus  movimientos. Pero también se refiere, a un comportamiento que algunas veces muestran estos animales territoriales, cuando quizá al ver su reflejo en la lente del objetivo, se acercan muchísimo, y se quedan ahí delante, de frente, en vuelo estático, como diciéndote: "aquí hay uno que sobra......" !!. ( y ese siempre es, el cansino de la cámara). Entonces, sólo tienes 2 o 3 segundos para encuadrar y enfocar, antes de que vuelva a marcharse tan rápido como había llegado... (Clik en la imagen para verla más grande).

Libélula
Libélula en vuelo


jueves, 12 de diciembre de 2013

LA ESTRELLA DEL HAYEDO

                            El hayedo, de aspecto un tanto "desolado" en el período invernal, cobija bajo la nieve y la densa capa de hojas caídas en otoño, los bulbos en estado latente del Jacinto estrellado (Scilla lilio-hyacinthus).
                Esta delicada planta entre Abril y Mayo florecerá en masa en algunos rincones, cubriendo de color durante unos pocos días el austero suelo del bosque de hayas.

Jacinto estrellado (Scilla lilio-hyacinthus)
Jacinto estrellado  (Scilla lilio-hyacinthus) (F:10,V:1/125,ISO:200)

jueves, 5 de diciembre de 2013

FOTOGRAFÍA E IMPERMANENCIA

                             La fotografía, consiste en: por medio de una tecnología cada vez más sofisticada, captar instantes y de alguna manera "extraerlos" del devenir del tiempo, en un intento vano por protegerlos de la impermanencia a la que todo está sujeto, para poder contemplarlos inalterados "indefinidamente",  (al menos así lo veo yo).
             Siempre me ha parecido, que por muy satisfactorio que nos resulte, esto que hacemos es bastante antinatural y quizá también un poco cruel hacia nosotros mismos. Y esto último me lo parece, porque muchas veces es tristeza lo que se siente, cuando revisas fotos y como en el caso de esta, comparas aquella "extracción del instante" que hiciste en su día, con la realidad del momento presente, tan sólo unos pocos años después, y compruebas como todo ha cambiado.
             El árbol de la imagen, ya ha empezado a secarse. Él y su entorno a penas recuerdan al de entonces.  En unos años más, la sabia dejará de subir por su viejo tronco y terminará desplomándose sobre el río al que ha visto fluir durante siglos. Como lo han hecho ya  a pocos metros sus otras hermanas hayas, un grupo de majestuosos árboles varias veces centenarios, que entonces rebosaban  vida y que han ido sufriendo una lenta muerte después de que sus raíces fueran cubiertas por un camino de hormigón y cuyos cuerpos yacen ahora desmembrados por la motosierra, convirtiendo  lo que hace poco era un valle de ensueño, en lo que cada vez más parece un cementerio de Gigantes.

Haya y río    (F10, V: 1/200, ISO: 100)


lunes, 2 de diciembre de 2013

COLLALBA ÚNICA E IRREPETIBLE

                              Los animales humanos, tenemos la tendencia a generalizar sobre la naturaleza, y creo que de eso tiene bastante culpa el punto de vista científico, que siempre necesita moverse entre  parámetros conocidos y previsibles. En cuanto a nosotros mismos somos mucho más indulgentes, y admitimos la infinidad de matices  que nos definen a cada uno como seres únicos, pero no aplicamos eso mismo al resto de seres. Nos es más cómodo cosificar y decir: " Los robles tiene estas características...", "Las libélulas viven en determinado entorno....", o " Los lobos se comporta de determinada manera....".
         Esta generalización nos evita el tener que enfrentarnos a muchos dilemas éticos y morales que se plantean en el momento en el que ves a cada ser vivo, cualquiera que sea la especie a la que pertenezca, como lo que en realidad es: un individuo único e irrepetible.
         Si bien en un vistazo superficial, esas generalizaciones parecen tener sentido, (de la misma manera que a los occidentales, los orientales  nos parecen todos iguales, y supongo que pasará  igual a la inversa). Si se dedica tiempo a observar en profundidad, en cualquier grupo de animales o plantas de la misma especie, enseguida  se empiezan a ver determinados rasgos individuales, que permiten identificar a cada individuo por su "personalidad", igual que sucedería en un grupo humano. Esto lo sabemos bien quienes dedicamos tiempo a la observación de la naturaleza.
       Sin más, sólo quería  compartir este  absoluto convencimiento, con quienes sobre esto, tienden a la simplificación.  
           Alguien dirá: ¿ y a qué viene esta charlita para mostrar un par de fotos de un "pájaro"?. A eso voy. En un vistazo superficial, se trata de un pájaro "como millones de otros pájaros". Profundizando más, se trata de una hembra de Collalba gris (Oenanthe oenanthe), como decenas  de otras hembras de Collalba gris que había encontrado  en muchos años de observación de aves.
         Siempre las había visto a cierta distancia, porque aunque no son aves especialmente esquivas, mantienen una distancia de seguridad con el ser humano de unas decenas de metros.
         Pero una de esas tardes en las que a última hora, con el sol ya ocultándose regresaba con la tarjeta vacía, allí estaba ella, cazando insectos entre la hierba, y mostrando total indiferencia por mi proximidad a poco más de dos metros, incumpliendo por mucho la distancia de seguridad con el hombre propia de su especie. No sé si este comportamiento único, de un ser que también lo era, supondrá una ventaja o un inconveniente para ella, lo que sé es que para mi fue un momento que recordaré siempre, uno de esos encuentros que se dan una vez en la vida, ( o en varias....)

Collalba gris
Collalba gris hembra (Oenanthe oenanthe)     (F:7´1, V:1/100, ISO:100)
Collalba gris
Collalba gris hembra (Oenanthe oenanthe)    (F:7´1, V:1/250, ISO:200)