sábado, 30 de abril de 2016

EL BUITRE IMPOLUTO

                               Después de horas de espera, varios buitres habían ido llegando al lugar previsto, la roca desde la que dominaban la gran llanura bajo ellos.
        En el tiempo que permanecieron allí, a pocos metros, pude apreciar la diferencia de tonos de sus plumajes, que permite conocer su edad con cierta aproximación.
        Cuando los demás, fueron abandonando la roca para elevarse en las corrientes térmicas e ir en busca de alimento, quedó allí este.
        Su color, la forma de sus  plumas coberteras, ese resto de plumón en el ala y su indecisión para lanzarse al vacío, hacían evidente que había llegado hasta allí en uno de sus primeros vuelos tras abandonar el nido.
        Cuando después de muchas dudas por fin voló  para unirse a los que giraban en círculos sobre él, entre los que seguramente se encontraban sus padres, me sentí afortunado de haberle visto  en  lo que espero que fuese para él el inicio de una larga vida recorriendo el cielo.

Buitre joven (Gyps fulvus)
Buitre leonado joven (Gyps fulvus) (F:7,1,V:  1/500s,ISO:200)

jueves, 21 de abril de 2016

EL PALACIO DEL REYEZUELO

                                      Hay mucho de fascinante en las aves. Eso de que sean los más directos descendientes de los dinosaurios y que además en su evolución hayan transformado sus escamas de reptiles en esas estructuras tan ligeras como resistentes llamadas plumas, que les han permitido dominar el medio aéreo.
          Y lo fascinante en ellas, va más allá de la contemplación en si mismas de sus increíbles adaptaciones físicas. Lo increíble se extiende incluso, a las cosas que son capaces de construir.
         Sus nidos por simples que fueran, ya serían un prodigio considerando que están hechos con una herramienta tan simple, como es su pico. Pero es que algunas de estas construcciones son obras maestras de "ingeniería" natural, imposibles de reproducir por el ser humano, por su delicadeza, resistencia, capacidad aislante  y complejidad.
         A principios de verano, después de una mañana de viento anormalmente fuerte, encontré caído en el suelo del bosque este nido de reyezuelo sencillo (Regulus regulus).
         Este ave, es la más pequeña de la fauna Européa, Mide unos 9 cm. de longitud y pesa unos 5 o 6 gramos.
         Su diminuto tamaño, no le impide crear este nido prodigioso, elaborado con musgo y líquenes unido todo entre sí... !!con telarañas!!. Para que os hagáis idea de las proporciones, decir que su altura era de 7cm. y el diámetro interno del cuenco 4 cm.
         Y el asombro puede continuar, si se sabe que este, el más diminuto de los pájaros es capaz de hacer esto de forma instintiva desde la primera vez, sin que medie ningún proceso de aprendizaje....!!!

         Reflexión: pudiera ser, que el empeño de la especie humana por destruir la naturaleza, sea un mecanismo subconsciente de protección de su ego, intentando eliminar aquello comparados con lo cual, nos da la verdadera y triste medida de lo que realmente somos....

Nido de reyezuelo (Regulus regulus)
Nido de reyezuelo sencillo (Regulus regulus) (F:2.8,V:1/8s,ISO:100)

martes, 12 de abril de 2016

LA GOTA DE ROCÍO

                            En fotografía de  naturaleza es fácil dejarse cautivar por los impresionantes paisajes, o como a casi todos nos ha sucedido, por la majestuosidad de las grandes aves rapaces, a la observación de las cuales he dedicado la mayor parte del tiempo que he pasado en el monte.
              Pero tengo que reconocer, que con la macrofotografía, que te "obliga" a una proximidad casi íntima con los pequeños organismos fotografiados, cada día voy descubriendo universos que hasta hace unos años me habían pasado desapercibidos por lo diminuto.
             Este día, poco después del amanecer, encontré esta hoja de hierba cubierta de gotas de rocío perfectamente definidas.
            Mientras las fotografiaba, pude asistir a algo de lo que todos hemos oído hablar, pero que ni sospechaba que podía ser visto: el mágico proceso de la fotosíntesis.
             Desde la parte inferior de cada gota en contacto con la hoja de hierba, empezaron a subir en vertical minúsculas burbujas de oxígeno que no sé por qué ley física, sin atravesar las pequeñas esferas líquidas, quedaban atrapadas en su interior formando un círculo.
            Viendo aquello, por un momento hacer fotos pasó a ser secundario. Y me vinieron a la mente cosas que había leído y que hasta ese momento parecían sólo superstición, sobre las  propiedades mágicas y curativas que las culturas antiguas atribuían a este agua que la condensación depositaba sobre la vegetación al alba, especialmente de la Noche de San Juan. Y que como pude ver, al amanecer por efecto del sol, era "mágicamente" oxigenada.

                                                                            https://www.youtube.com/watch?v=avaNqibASYQ&nohtml5=False

                                     
Gotas de rocío en hierba
Gotas de rocío y hierba (F:5,V:1/30,ISO:100)

martes, 5 de abril de 2016

PAISAJES EFÍMEROS_1

                                 No sé si es así, pero me parece que en fotografía de paisaje, el cielo siempre tiene que presentarse como complemento secundario y subordinado a lo que hay debajo, como si él por sí solo no fuera nunca lo bastante interesante.
             Desde muy pequeño he pasado horas y horas escrutando las alturas en busca de las siluetas de las aves rapaces que tanto me han fascinado siempre. Por eso, aunque no los haya podido captar, he llegado a ver cielos con formaciones nubosas, luces y colores casi increíbles.
             Aquella tarde de primavera, la humedad  por las abundantes lluvias, unida a la calidez del aire del sur, acabó formando a lo lejos una gran tormenta.
            En el tiempo en que a aquellas masas de cúmulos llenaron el cielo con su intrincada e imponente "arquitectura" natural, antes de disiparse, produjeron un verdadero paisaje, tan dramático, como efímero, que fue cambiando a cada segundo y que durante  unos minutos por sí sólo, nada tuvo que envidiar a los más grandiosos paisajes terrestres.

Cúmulos formados por la tormenta
Nubes de tormenta (F:8,V:1/1250,ISO:100)