domingo, 21 de abril de 2019

SALBURUA; VITORIA. EL MATADERO DEL ANILLO... ROJO

                                  A;  ¿que era broma lo de Salburua?. No no,  lo de que el ayuntamiento esté MATANDO allí animales de la forma más cruel posible, no es broma. Aunque eso es lo que pensó la mayor parte de la gente cuando lo escuchó por primera vez, es una triste y dolorosa realidad.
               Broma, es la que el ayuntamiento de Vitoria ha venido gastándonos a todos los ciudadanos durante décadas, haciéndonos creer que era real su sensibilidad por la naturaleza.
               Habría que definir los límites del humor.
               Que una institución pública esté MATANDO animales de una forma atroz, atravesando sus cuerpos con varillas metálicas, que en muchos casos les llevarán a una agonía larga y dolorosa. Y que eso se esté haciendo en un espacio concebido para la educación ambiental y por parte de una institución pública que hasta la saciedad nos ha estado aleccionando en el respeto por la naturaleza y todos los seres que la habitan. Como candidata al campeonato del mundo (si lo hubiera), del despropósito y la incoherencia, tendría muchas posibilidades. Pero como broma; no tiene ni P... gracia. Y menos, cuando esa broma del "Anillo verde", Ataria, Centro de Estudios Ambientales, etc. nos sale muy cara a todos los contribuyentes.

                 Ya se han dado cifras oficiales; 5 jabalíes MATADOS por el ayuntamiento de Vitoria. No sé si habrá quien se la crea. Yo no. Quizá porque conozco la cifra real que ha dado en una charla de bar con sus amigos uno de los ejecutores que participa en la fiesta cinegética medieval de Salburua. Ese ha dicho que van ya 17. Quizá ahí estén incluídos todos los animales que se han marchado con flechas clavadas.

               Que en un espacio público se esté utilizando un método de caza que por su extrema crueldad es ilegal en la mayor parte de países europeos, es escandaloso. Cuando lo mínimo exigible a una institución pública es que llegado al extremo de tener que reducir la población de estos animales, eso se hiciera por el método más rápido y, menos doloroso. Paradójicamente lo contrario de lo que se está haciendo.
               No es que se esté haciendo mal, es que ya sólamente por el método elegido, desde el punto de vista del sufrimiento animal, se está haciendo de la peor manera posible.
               No basta con quitarles la vida; hay que hacerlo además de la forma más atroz.

               El ayuntamiento trata de justificar esto, diciendo que el jabalí es el responsable de la desaparición del aguilucho lagunero y la garza imperial en el humedal de Salburúa, así como de la pérdida de nidadas en otras muchas especies. Eso simplemente es FALSO.
               El jabalí no es un depredador, es una animal omnívoro, siendo la base de su alimentación las semillas, raíces y tubérculos, que desentierra hozando en el suelo, que es para lo que está especializado. La parte carnívora de su dieta es mínima y está compuesta en su mayor parte por lombrices y ratones. Pudiendo ocasionalmente comerse alguna nidada que encuentre en el suelo. Pero no és esto para lo que está especializado.
               Y aquí viene otra broma macabra por parte del ayuntamiento y sus técnicos. Se está acusando al jabalí de actuar como un depredador y acabar con la biodiversidad en Salburua, al mismo tiempo que han convertido ese espacio, en un criadero para un carnívoro estricto que además es el más cualificado depredador anfibio de la fauna europea. Especializado en alimentarse de huevos y pollos de aves acuáticas. Y no es otro que.... tachán!!!: el visón europeo. La estrella de Salburúa.   Aves acuáticas nidificando dentro de un criadero de visones; ¿que podría ir mal?....

               Hace más de 11 años ya se daban cifras del éxito del programa de reproducción en cautividad y posterior suelta en Salburua, de visones. En 2008 ya eran al menos entre 15 y 28 visones en el humedal. Desconozco la cifra actual, pero seguramente ahora serán más que el doble.
               Teniendo en cuenta la voracidad y la eficiencia predatoria de estos animales en un medio acuático, no debería sorprender la desaparición de especies de aves de Salburua. Lo sorprendente es que no acaben desapareciendo todas. Ya que un visón, no depreda ocasionalmente como un jabalí, sino que lo hace a tiempo completo, como el consumado y voraz depredador que és.
             
                Seguramente, el exceso de estos animales es el que estaría afectando al resto de especies. Y tendría que haberse evitado, capturandolos y trasladándolos a lugares adecuados. Precisamente lo mismo que habría que haber hecho con los jabalíes. Porque valen lo mismo la vida y el sufrimiento de uno, tanto como la del otro.
             
                Aunque quizá sea, que para poder exhibir grandes y exitosas cifras sobre su recuperación. En busca de una medallita europea o al menos un azucarillo y una palmada en el lomo, se haya decidido tener el escaparate de Salburua tan sobrepoblado de estos mustélidos, que eso supone ofrecer en sacrificio al Dios visón europeo, la biodiversidad de Salburúa. Y mientras, es al jabalí, al que aprovechando la coyuntura, se le está haciendo injustamente y nunca mejor dicho; "Pagar el pato".
             
                Es  INASUMIBLE que una institución esté MATANDO animales por el método más cruel posible en un espacio público.
                El  ayuntamiento de una ciudad con la trayectoria y las pretensiones  de Vitoria. Con un cartel vegetal en su centro, publicitando la obtención de un reconocimiento europeo a su gestión ambiental, que los últimos acontecimientos han demostrado que no merece tener. Debería disponer de recursos técnicos y económicos, como para no haber tenido que llegar a mancharse las manos de sangre, como está haciendo. Y mucho menos utilizando un método al estilo de la España más profunda. Esa de la fiesta nacional, la caza con arco, los galgos ahorcados o el toro de la vega.
             
              Las felicitaciones que habrán recibido por parte de miembros y simpatizantes de Vox, les habrán servido de estímulo para incluso ampliar su campaña de dolor. Y  dicen que van a matar 15 más. Que va. Van a intentar matarlos todos. Seguro que Santiago Abascal está muy orgulloso de todos vosotros.
               Pero los jabalíes seguirán llegando. Y Salburúa tendrá para ellos el efecto sumidero, donde irán a parar casi por gravedad. Y la matanza y la tortura no tendrán fin.
               Pero están jugando con fuego, porque el resultado de ese sufrimiento ya está teniendo consecuencias visibles. Hace unos días, han grabado en vídeo lo que nunca se había visto hasta que han empezado esta carnicería; un joven jabalí desorientado vagando por las calles de Salburua. La razón está bastante clara: Imaginad un animal que se ha marchado con la flecha clavada en un lugar no vital. Imaginad la flecha enganchándose en cada rama y, el desgarro interno y el dolor que eso le produce a cada paso.
              Por la falta de efectividad de la caza con arco y más tratándose de estos duros y resistentes  animales, tiene que haber ya en el humedal de Salburúa, varios jabalíes vivos y con flechas clavadas en sus cuerpos. Y los gruñidos de dolor de estos animales (que entre los jabalíes son el mayor indicador de alarma). O quizá una señal de alarma no sonora sino química, por un cambio en el olor corporal de los animales heridos, sometidos a un dolor extremo en su larga agonía, seguramente sea lo que esté produciendo la desbandada que se está viendo, haciendo así, que la parte del problema que tiene que ver con su presencia en espacios urbanos, se ha multiplicado desde que los están matando y torturando con ese método.
             
                 Una vez más; Esto es lo que el ayuntamiento de Vitoria está haciendo en Salburúa.
                 La pregunta no puede ser otra: ¿Es esto digno de lo que somos como sociedad y, de lo que Vitoria pretende ser como ciudad?

   https://animalrightscollective.wordpress.com/2009/12/17/fairfax-county-va-allows-deer-bow-hunting-as-management-technique/

https://revistajaraysedal.es/ciervo-con-una-flecha-clavada/

 https://exposingthebiggame.wordpress.com/2013/10/28/new-photo-of-deer-with-arrow-stuck-in-him/

https://www.dailymail.co.uk/news/article-2491107/Deer-impaled-arrow-shot-blundering-hunt-spotted-searching-food-wildlife-officials-fail-catch-injured-animal.html

              Llegados a este punto, insto a cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad por el sufrimiento animal. Y especialmente a cualquiera que tenga alguna interlocución con el ayuntamiento de Vitoria, a que en repulsa por lo que está haciendo. Para referirse al lugar donde esto sucede, lo haga por su verdadero nombre: MATADERO.  Y que el color del anillo de parques que rodea la ciudad sea el mismo con la que el ayuntamiento de Vitoria a decidido mancharlo y mancharse las manos.


jueves, 11 de abril de 2019

LO NUNCA VISTO

                                Nunca como ahora, nuestra especie ha tenido tan exhibicionista necesidad de mostrar los lugares "secretos" en que ha estado y las cosas únicas que ha visto.  Que después de "compartidas", incluyendo su ubicación, en pocas semanas serán pasto de la multitud.
             Quizá por eso, cada vez encuentro más placer en la contemplación de aquello que, casi con toda seguridad es y será; "lo nunca visto".
             Como estas flores de ranúnculo (Ficaria verna). Que seguramente llevarán muchos años, incluso décadas rebrotando de sus raíces en aquel mismo apartado lugar cada primavera, sin que, por su pequeño tamaño y aparente insignificancia, nunca antes fueran vistas, ni vuelvan a serlo, por otro ser humano. (Clik en la imagen para verla más grande).

Flores de ranúnculo (Ficaria verna) (F;2.8,V:1/80s,ISO:200)

             

sábado, 6 de abril de 2019

EL DESPEGUE DEL METEORO

                                  Todo lo que sucede en la naturaleza es de tal magnitud, que da igual los años que hayas pasado en ella y, las cosas que hayas visto;  sabes que siempre te queda por ver algo aún más asombroso.
                  Seguramente la naturaleza seguirá sorprendiéndome, pero en cuanto a lo que tiene que ver con la velocidad pura y el dominio del medio aéreo, va a tener difícil superarse después de aquellos días en que tuve el extraño privilegio, de poder observar y fotografiar de cerca a una pareja de alcotanes, en la despedida de su territorio de reproducción, poco antes de su partida hacia África.
                  Porque sé que no conseguiría intentando describirlas, aproximarme ni siquiera un poco a las proezas que pude ver; no lo haré. Pero baste con decir que incluso para alguien acostumbrado a observar aves, especialmente a las más veloces, poderosas y virtuosas en el dominio del aire, aquello que vi, por momentos llegaba a resultarme increíble.

                  Con el sol ya a punto de ocultarse tras el horizonte, esta hembra de alcotán, por fín se había posado en el sitio previsto, después de haber estado sobrevolando durante horas junto al macho un punto muy concreto de su territorio, mientras cazaban grandes insectos voladores, pequeñas aves insectívoras ya en migración y, realizaban increíbles vuelos de exhibición para reafirmar su vínculo. Que estaba a punto de quedar interrumpido por su migración, pero que retomarían en la primavera siguiente.
                 Indescriptible también, la sensación, al tener un ser tan veloz, aéreo y escaso como este, por fin allí delante de ti, a unos pocos metros.

                 El macho, con sus continuos gritos y veloces pasadas sobre el árbol, reclamaba la compañía de la hembra en el aire.
                 Tres segundos después, como un torbellino ella despegó gritando en persecución del macho, sin casi haberme dado tiempo a modificar la configuración de la cámara para una acción tan rapidísima.
                 Y este fue el resultado. Un aimagen que estuve a punto de borrar por lo incorrecta. Porque sabía  que de no hacerlo, siempre me recordaría lo que pudo haber sido y no fué. Hoy me lo sigue recordando, pero me alegro de no haberla borrado, por lo que tiene de recuerdo de aquellos días inolvidables. (Clik en la imagen para verla más grande).

Hembra de alcotán despegando (Falco subbuteo)
Hembra de alcotan despegando (F:7.1,V:1/160s,ISO:200)

domingo, 31 de marzo de 2019

GÁRGOLA

                  Este pequeño sapo común, recién nacido después de una tormenta. Totalmente inmóvil en esa hoja intentando pasar desapercibido, tenía aspecto casi mineral, como el de una gárgola gótica esculpida en piedra. (Clik en la imagen para verla más grande).

Sapo común (Bufo bufo)
Sapo común (Bufo bufo) (F:11,V:1/125s,ISO:100)

martes, 26 de marzo de 2019

RECUERDOS DE INVIERNO

                Un año más el invierno casi parece no haber existido. No está mal tener una foto de su cara. Así si le da por volver, será más fácil reconocerlo. (Clik en la imagen para verla más grande).

Carámbanos (F:8,V:2,5s,ISO:100)

martes, 19 de marzo de 2019

LOBITO AGRESTE

                         Es esta una mariposa de color, forma y comportamiento muy poco llamativos. De una  belleza tan discreta y sutil, que en mi opinión incluso se ve realzada por esa austeridad.
              Si su nombre común es extrañamente sugerente, lo fué  más si cabe cuando supe cual era su nombre científico: Pyronia tithonus. Pyronia de fuego y, tithonus por Titono o Titón, personaje de la mitología griega hijo de Laomedonte y esposo de Eos, la aurora.

              Acababa de fotografiar otras mariposas mucho más llamativas por sus formas y colores, pero conseguir fotografiar esta tan de cerca, fue el mejor final para aquella tarde de verano. (Clik en la imagen para verla más grande)

Lobito agreste (Pyronia tithonus)
Lobito agreste (Pyronia tithonus) (F:7,V:1/640s,ISO:200)

viernes, 8 de marzo de 2019

EL CIERVO IMPOSIBLE_2

                             En una entrada anterior, contaba lo sorprendente que fué para mi constatar la presencia de un ciervo en aquel lugar inesperado. Y lo difícil que resultó en una zona de bosque tan cerrado, conseguir fotografiarlo : https://fermincastellano.blogspot.com/2018/11/ciervo-iberico-cervus-elaphus.html  .
             Conocía, por mucho indicios, su querencia por aquel pequeño claro cubierto de helechos, pero también había comprobado lo precavido y desconfiado que era antes de decidirse a salir a él, incluso al abrigo de la penumbra poco antes de anochecer.
              Pero aún así y sabiendo lo escasas que eran las posibilidades de conseguirlo, unos días después de aquel fugaz encuentro, volví a intentarlo.

              Esta vez para esconderme, elegí una vieja haya trasmocha medio seca entre los altos helechos del claro, a pocos metros del borde del bosque, por donde quizá saldría el ciervo. La posición elevada, a unos dos metros sobre el suelo, además me permitía quedar por encima de los altos helechos.

              La espera fué casi anormalmente relajada, con la tranquilidad de quien sabe que las posibilidades de que el animal aparezca son mínimas.

              Por momentos la luz se iba haciendo más y más escasa. Diez minutos más, y ya no habría suficiente, lo que me permitiría terminar con aquella incómoda postura sobre las gruesas ramas del árbol.

              Unos gritos de arrendajo precedieron su aparición. Cuando ya parecía imposible, allí estaba de nuevo, muy cerca esta vez. Caminando lenta y majestuosamente sin el más mínimo ruido, hasta el  borde del claro, donde permaneció un rato parado mirando en todas direcciones antes de decidirse a abandonar la protección del bosque. (Clik en la imagen para verla más grande).

Ciervo ibérico (Cervus elaphus)
Ciervo ibérico al borde del hayedo (F:7.1, V:1/15s, ISO:200)

miércoles, 27 de febrero de 2019

FRONTERA VEGETAL

                          Durante la primavera y el verano cuando todas las hojas están en plenitud y, a distancia sólo es apreciable la diferencia en los tonos de verde. Se hace algo menos evidente el límite entre estos dos ambientes arbóreos tan diferentes; el hayedo y el encinar.
                El primero ocupando las laderas húmedas orientadas al norte. El segundo en las soleadas y secas laderas orientadas al sur.
                Pero hay algunos lugares, en que por sus características, estos dos tipos tan antagónicos de vegetación llegan a encontrarse. Y es el otoño, el que con el cambio de color que produce en las hojas de las hayas, hace más evidente esta frontera vegetal. (Clik en la imagen para verla más grande).

Hayas y encinas
Frontera entre hayedo y encinar (F:13,V:1,6s,ISO:100)

viernes, 22 de febrero de 2019

NARCISO

                               Unos minutos antes, este macho de ánade real había hecho lo mismo durante un par de segundos. Fue tan poco tiempo, que no pude estar seguro de si había sido un gesto fortuito, o en realidad estaba mirando su reflejo en el agua. Preferí creer que era lo primero, para no pensar que no había estado lo bastante rápido para captar un hecho tan singular.
           Por si acaso, giré la cámara para encuadrar en vertical. Y un momento después, volvió  a hacerlo y,  permaneció así el tiempo suficiente (unos 5 segundos), como para que no hubiera ninguna duda de que aquel ave, estaba mirando su reflejo en el agua, no sé si consciente o no, de que aquella imagen que veía; era él mismo. (Clik en la imagen para verla más grande)

Pato como Narciso mirándose en el agua
Ánade real mirando su reflejo en el agua (F:7.1,V:1/800s,ISO:200)

lunes, 18 de febrero de 2019

ANUNCIANDO LA PRIMAVERA

                         Por estas fechas, bastan unos días de sol y viento del sur, para que de comienzo el despertar del bosque.
             Aunque aún puedan quedar grandes nevadas por llegar, las flores de la hepática, en su gran variedad de tonos, desde el blanco puro, al azul intenso, siempre parecen apresurarse a nacer. Como queriendo ser las primeras en anunciar una primavera, que aún puede tardar en llegar. (Clik en la imagen para verla más grande).

Hepáticas (Hepática nobilis)
Hepáticas (Hepatica nobilis) (F:2.8,V:1/1000s,ISO:100)