viernes, 27 de diciembre de 2013

HAYEDO MULTICOLOR

                            Me resulta una tarea casi imposible referirme a algunas imágenes captadas en el interior del hayedo en los años en que las condiciones son propicias, sin ser repetitivo al intentar encontrar las palabras que consigan describir lo grandioso de la  experiencia .
             Es aquí donde habría que recurrir al tópico de que : "una imagen vale más.....  .
             Y así es, pero ni siquiera ellas en la parcialidad del espacio limitado por su encuadre, consiguen hacer justicia a la apabullante belleza que en esos contados días de otoño puede contemplarse en algunos lugares del bosque de hayas.

Hayedo multicolor
Hayedo en transición de color (F:8,V:1/60s,ISO:100)


martes, 24 de diciembre de 2013

TODO UN MITO

                   El Mito (Aegíthalos caudatus), con unos 8 gramos de peso, es una de las aves más pequeñas de  la fauna europea.
                   Siempre me ha parecido que hay cosas que le dan a este pájaro un aire exótico:  su larga cola, su color rosado, o el elaborado nido que construye uniendo  musgo y líquenes con telas de araña, para obtener una "cápsula" forrada completamente de plumas, que es una obra maestra de aislamiento térmico.
          En estos meses de invierno, grupos familiares de ellos, recorren el bosque en busca de los ahora escasos insectos que constituyen su dieta, escudriñando a su paso cada resquicio de las ramas desnudas.
          Les había visto muchas veces picotear aquí y aya sin poder determinar que es lo que capturaban, porque creo que en esta época, la mayor parte de su alimentación la deben constituir animales muy pequeños, como ácaros, o huevos de insectos, imperceptibles a unos pocos metros por quien los observa.
        El de la imagen, estuvo un rato deambulando con la araña que acababa de encontrar, como sin saber que hacer,  quizá le resultaba un bocado demasiado "grande". (Clik en la imagen para verla más grande.)

Mito con araña
Mito (Aegíthalos caudatus) 

viernes, 20 de diciembre de 2013

EL DESAFÍO DE LA LIBÉLULA.

                          La libélula es un  animal portentoso. Sería el equivalente al halcón en el mundo de los insectos, pues se alimenta de otros insectos a los que dan caza en pleno vuelo.
           Observándola de cerca, parece ser unos "ojos con alas". Sus  órganos dedicados a la visión son enormes, algo así, como si cada uno de nuestros ojos tuviera el tamaño de nuestro cerebro.
           Es imposible imaginar como ven al mundo a través de ellos, pero observando las proezas aéreas de las que son capaces en sus vertiginosas persecuciones de animales rapidísimos y minúsculos, creo que dejarían en ridículo cualquier tecnología humana.
           El título de la entrada, hace referencia a la dificultad de conseguir una imagen en vuelo de uno de estos insectos, por lo rápido e imprevisible de sus  movimientos. Pero también se refiere, a un comportamiento que algunas veces muestran estos animales territoriales, cuando quizá al ver su reflejo en la lente del objetivo, se acercan muchísimo, y se quedan ahí delante, de frente, en vuelo estático, como diciéndote: "aquí hay uno que sobra......" !!. ( y ese siempre es, el cansino de la cámara). Entonces, sólo tienes 2 o 3 segundos para encuadrar y enfocar, antes de que vuelva a marcharse tan rápido como había llegado... (Clik en la imagen para verla más grande).

Libélula
Libélula en vuelo


jueves, 12 de diciembre de 2013

LA ESTRELLA DEL HAYEDO

                            El hayedo, de aspecto un tanto "desolado" en el período invernal, cobija bajo la nieve y la densa capa de hojas caídas en otoño, los bulbos en estado latente del Jacinto estrellado (Scilla lilio-hyacinthus).
                Esta delicada planta entre Abril y Mayo florecerá en masa en algunos rincones, cubriendo de color durante unos pocos días el austero suelo del bosque de hayas.

Jacinto estrellado (Scilla lilio-hyacinthus)
Jacinto estrellado  (Scilla lilio-hyacinthus) (F:10,V:1/125,ISO:200)

jueves, 5 de diciembre de 2013

FOTOGRAFÍA E IMPERMANENCIA

                             La fotografía, consiste en: por medio de una tecnología cada vez más sofisticada, captar instantes y de alguna manera "extraerlos" del devenir del tiempo, en un intento vano por protegerlos de la impermanencia a la que todo está sujeto, para poder contemplarlos inalterados "indefinidamente",  (al menos así lo veo yo).
             Siempre me ha parecido, que por muy satisfactorio que nos resulte, esto que hacemos es bastante antinatural y quizá también un poco cruel hacia nosotros mismos. Y esto último me lo parece, porque muchas veces es tristeza lo que se siente, cuando revisas fotos y como en el caso de esta, comparas aquella "extracción del instante" que hiciste en su día, con la realidad del momento presente, tan sólo unos pocos años después, y compruebas como todo ha cambiado.
             El árbol de la imagen, ya ha empezado a secarse. Él y su entorno a penas recuerdan al de entonces.  En unos años más, la sabia dejará de subir por su viejo tronco y terminará desplomándose sobre el río al que ha visto fluir durante siglos. Como lo han hecho ya  a pocos metros sus otras hermanas hayas, un grupo de majestuosos árboles varias veces centenarios, que entonces rebosaban  vida y que han ido sufriendo una lenta muerte después de que sus raíces fueran cubiertas por un camino de hormigón y cuyos cuerpos yacen ahora desmembrados por la motosierra, convirtiendo  lo que hace poco era un valle de ensueño, en lo que cada vez más parece un cementerio de Gigantes.

Haya y río    (F10, V: 1/200, ISO: 100)


lunes, 2 de diciembre de 2013

COLLALBA ÚNICA E IRREPETIBLE

                              Los animales humanos, tenemos la tendencia a generalizar sobre la naturaleza, y creo que de eso tiene bastante culpa el punto de vista científico, que siempre necesita moverse entre  parámetros conocidos y previsibles. En cuanto a nosotros mismos somos mucho más indulgentes, y admitimos la infinidad de matices  que nos definen a cada uno como seres únicos, pero no aplicamos eso mismo al resto de seres. Nos es más cómodo cosificar y decir: " Los robles tiene estas características...", "Las libélulas viven en determinado entorno....", o " Los lobos se comporta de determinada manera....".
         Esta generalización nos evita el tener que enfrentarnos a muchos dilemas éticos y morales que se plantean en el momento en el que ves a cada ser vivo, cualquiera que sea la especie a la que pertenezca, como lo que en realidad es: un individuo único e irrepetible.
         Si bien en un vistazo superficial, esas generalizaciones parecen tener sentido, (de la misma manera que a los occidentales, los orientales  nos parecen todos iguales, y supongo que pasará  igual a la inversa). Si se dedica tiempo a observar en profundidad, en cualquier grupo de animales o plantas de la misma especie, enseguida  se empiezan a ver determinados rasgos individuales, que permiten identificar a cada individuo por su "personalidad", igual que sucedería en un grupo humano. Esto lo sabemos bien quienes dedicamos tiempo a la observación de la naturaleza.
       Sin más, sólo quería  compartir este  absoluto convencimiento, con quienes sobre esto, tienden a la simplificación.  
           Alguien dirá: ¿ y a qué viene esta charlita para mostrar un par de fotos de un "pájaro"?. A eso voy. En un vistazo superficial, se trata de un pájaro "como millones de otros pájaros". Profundizando más, se trata de una hembra de Collalba gris (Oenanthe oenanthe), como decenas  de otras hembras de Collalba gris que había encontrado  en muchos años de observación de aves.
         Siempre las había visto a cierta distancia, porque aunque no son aves especialmente esquivas, mantienen una distancia de seguridad con el ser humano de unas decenas de metros.
         Pero una de esas tardes en las que a última hora, con el sol ya ocultándose regresaba con la tarjeta vacía, allí estaba ella, cazando insectos entre la hierba, y mostrando total indiferencia por mi proximidad a poco más de dos metros, incumpliendo por mucho la distancia de seguridad con el hombre propia de su especie. No sé si este comportamiento único, de un ser que también lo era, supondrá una ventaja o un inconveniente para ella, lo que sé es que para mi fue un momento que recordaré siempre, uno de esos encuentros que se dan una vez en la vida, ( o en varias....)

Collalba gris
Collalba gris hembra (Oenanthe oenanthe)     (F:7´1, V:1/100, ISO:100)
Collalba gris
Collalba gris hembra (Oenanthe oenanthe)    (F:7´1, V:1/250, ISO:200)

miércoles, 27 de noviembre de 2013

EL PEQUEÑO "MONSTRUO"

                 
                                    El nombre de Empusa, le fue dado por el científico que la descubrió. Le pareció que su cara se correspondería con la de los demonios monstruosos de la mitología griega hijas de Hécate, que seducían a los hombres para alimentarse de su sangre.
               Son animales de la familia de las mantis que aunque de aspecto algo diferente, no se diferencian mucho de aquellas en cuanto a hábitos y alimentación.
               Para la pequeña larva de la imagen, de poco más de un centímetro, las matas de brezo constituyen todo un mundo donde pasar inadvertida a los depredadores, mimetizàndose con las delgadas ramas secas del arbusto, que  también es su perfecto e intrincado territorio donde dar caza a los insectos que acuden a alimentarse del néctar de las pequeñas flores rosadas.

Larva de empusa
Larva de Empusa pennata   (F: 10, V: 1/125, ISO: 160)
              Hasta llegar al estado adulto, como es el caso de esta hembra, el exoesqueleto de estos insectos deberá ser mudado hasta 6 veces para permitir su crecimiento desde el estado de ninfa en que miden tan sólo unos pocos milímetros. El color del entorno en que se produce la última muda, determinará la coloración del insecto adulto. En el caso del ejemplar de la imagen, ésta debió producirse entre una mezcla de hierbas secas y verdes.
Hembra de Empusa pennata
Hembra adulta de Empusa pennata  (F:8, V:1/50, ISO: 200)

lunes, 18 de noviembre de 2013

HAYA Y PRADERA

                           En los años favorables,  la confluencia de una serie de circunstancias climatológicas, propicia un más rápido cambio de color en las hojas de las hayas y prolonga su  permanencia en la ramas.
            Esto hace que el bosque en esos años, durante unos días, ofrezca uno de los más sobrecogedores espectáculos de color que se dan en la naturaleza europea.

            Esa "explosión" de tonos cálidos, resulta si cabe aún más llamativa, con  el contrapunto del verde de la pradera.

Haya y pradera
Haya y pradera   (F: 7,1, V: 1/160, ISO: 100)

sábado, 16 de noviembre de 2013

EXOESQUELETOS DE CIGARRA

                                La cigarra es un insecto propio de entornos de clima mediterráneo, por lo tanto bastante poco frecuente aquí en el norte de la Península.
            En los largos días de verano, en las más abrigadas vaguadas orientadas al sur y  en las horas en que el calor se hace insoportable, los machos de estos insectos dejan oír su monótono y chirriante canto.
           Después del apareamiento, las hembras pondrán sus huevos en los tallos de las plantas.
Las larvas al poco de eclosionar, se enterrarán y así pasarán el resto del año hasta la próxima primavera, cuando emergerán para aferrarse a alguna rama, donde tendrá lugar su última transformación, de la que surgirán ya como insectos alados, dejando atrás como una cáscara inservible su viejo exoesqueleto casi translúcido, de aspecto alienígena, para reiniciar el ciclo con una nueva generación.

Exoesqueleto abandonado de Cigarra   (F: 11, V: 1/50, ISO: 100)


AZUCENA SILVESTRE

                             Esta escasa planta produce una de las flores más espectaculares que puedan encontrarse en los bosques  de Europa.
           Por su vistosidad y  características, parecería más propia de un entorno y clima tropical. Y en realidad aprovecha para florecer  los lugares y el momento en que se da lo más parecido a esas condiciones de calidez y humedad en el clima Europeo.
          Después de meses de lento desarrollo de su largo tallo, que puede alcanzar 1,5 metros de altura, empiezan a abrirse sus grandes flores rosadas, de superficie brillante, como encerada, que desprenden un olor ligeramente desagradable para atraer a las moscas que son unos de los insectos que las polinizan.
          A pesar de estar terminantemente prohibida, su recolección por parte del hombre con fines ornamentales, es la principal amenaza para esta escas planta de nuestros bosques atlánticos.

Azucena silvestre (Lilium martagon)
Azucena silvestre (Lilium martagon)  (F:11, V: 1/50, ISO: 200)

jueves, 14 de noviembre de 2013

GRADOS DE IRREALIDAD

                            Esta charca casi invadida por la vegetación, en una fría mañana del final del invierno en la que el viento estaba en total calma, parecía un espejo.
           Sus aguas oscuras devolvían tan fielmente el reflejo de los árboles en su orilla, recortados sobre un cielo poblado de grises, blancos y un intenso azul, que mirando el espacio limitado por el encuadre de la cámara, se podía llegar a dudar de cual de los dos mundos era más real. Quizá  se trataba de eso: tener que elegir entre diferentes grados de irrealidad......        

Reflejo
Reflejo  ( F: 9, V: 1/ 100, ISO: 100 )

martes, 12 de noviembre de 2013

MARIPOSA Y CARDO

                       Uno de esos días, de los que hay muchos en fotografía de naturaleza, en los que  vas regresando  con la sensación de haberte perdido cosas por haber consumido toda una  preciosa tarde de primavera intentando fotografiar insectos sin mucho éxito. En un claro del bosque estaba esta mariposa (Melanargia galatea) alimentándose en un  cardo. Sin ella todo hubiera tenido aún menos sentido...

Melanargia galatea
Melanargia galatea   ( F: 9, V: 1/400, ISO: 200 )

"V" DE VIAJEROS

                        En estos días de otoño si se mira al cielo, se puede tener la suerte de ver sobrevolando   incluso  las ciudades, bandadas de grandes aves en formación que vuelan hacia el sur.
            En unas pocas semanas habrán realizado el viaje anual de migración la mayor parte de los efectivos de cada especie.  Pero el cambio que estamos produciendo en el clima, parece estar alterando también el calendario de las migraciones, que va haciéndose cada vez más irregular.
           Cada año más  aves tienden a prolongar su permanencia en las latitudes norteñas de su área de distribución más allá del otoño, iniciando su viaje hacia el sur sólo cuando las temperaturas caen allí, ya en pleno invierno.

 Cormoranes en formación
Bandada de cormorán grande (Phalacrocorax carbo)     (F:7, V: 1/640, ISO: 250 )

lunes, 11 de noviembre de 2013

NATURALEZA FRACTAL

                                     Observada de cerca,  la naturaleza con frecuencia presenta complejos patrones y diseños repetitivos a diferentes escalas llamados fractales, que desde siempre han inspirado a los artistas, y cada vez más atraen la atención de los científicos que encuentran en ellos propiedades matemáticas de múltiples aplicaciones.
          Sin ir más lejos, en fotografía, muchos de los  software de interpolación para aumentar el tamaño de las imágenes, se basan en algoritmos que se encuentran igualmente en algunas de estas estructuras naturales.

Flores en espiral fractal
Flores en espiral fractal   ( F: 4´5, V: 0´3 s, ISO: 100 )

MANTIS RELIGIOSA

                     Con frecuencia se puede ver a las mantis, explorando  minuciosamente las plantas de lavanda silvestre, a la caza de los insectos que se alimentan de sus pequeñas flores azules.


Mantis religiosa marrón
Mantis religiosa marrón  ( F:9, V: 125, ISO: 100 )

viernes, 8 de noviembre de 2013

HAYEDO EN TRANSICIÓN

                     Hay un momento cada otoño,  en que  la uniformidad de  tonos verdes en el hayedo desaparece durante unos pocos días, por  la progresiva degradación y pérdida de clorofila en las hojas, poco antes de que estas caigan.
           Esta transición, al no producirse por igual ni siquiera en cada árbol, da como resultado  una mezcla que va del verde al rojizo pasando por todos los tonos de amarillos y ocres. En años en los que las condiciones son propicias y por la ausencia de fuertes vientos y heladas  las hojas tardan más en caer, es grandioso el regalo que ofrece el bosque en su despedida hasta la próxima primavera.

Hayedo en transición de color
Hayedo en su transición de color otoñal     ( F: 10, V: 2", ISO: 100 )

jueves, 7 de noviembre de 2013

EL CENTINELA DEL BOSQUE

                          Es prácticamente  imposible permanecer un rato en el bosque sin que aparezca una de estas pequeñas aves observándonos a corta distancia como movido por una inquisitiva curiosidad, llegando a aproximarse algunos individuos  hasta poco más allá del alcance de la mano.
         Se podría  pensar, que el petirrojo a diferencia de la mayoría de aves que huyen del ser humano, tendría un cierto apego o simpatía por nuestra especie. Pero creo que no es el caso, y que a  este comportamiento subyace  un mecanismo innato, que se habrá desarrollado en su evolución como especie cohabitando con corzos y jabalíes y cuyo fin sería, aumentar sus posibilidades de supervivencia.
          El petirrojo seguramente sabe por instinto que es bueno para él acercarse allá donde oiga ruido de pisadas en el bosque, porque eso indica la presencia de un gran mamífero dentro de su pequeño territorio forestal, que a su paso removerá la hojarasca dejando al descubierto los pequeños insectos de los que este pájaro se alimenta. Y  además de eso, esta proximidad a un animal grande, tendría un efecto disuasorio disminuyendo  las posibilidades de ser atacado por el gavilán que es su principal depredador.

Petirrojo (Erithacus rubecula)
Petirrojo ( Erithacus rubecula)      F: 7, V: 1/200, ISO: 100

martes, 5 de noviembre de 2013

PEQUEÑA DUALIDAD

                         La utilización de ópticas "macro" en fotografía de naturaleza, permite  dar a los pequeños detalles de  insectos y plantas un protagonismo que  también merecen. Como estas diminutas flores de una de las especies Ibéricas de geranio silvestre Geranio cuarto (Geranium lucidum), que de otra forma, por su reducido tamaño de entre 5 y 8 milímetros, aparecerían perdidas entre su abigarrado entorno vegetal.

Geranio silvestre (Geranium lucidum)
Geranio silvestre (Geranium lucidum)  F: 13, V: 1,6", ISO: 200

sábado, 2 de noviembre de 2013

EL CÓDIGO DE LAS ZYGAENAS

                                La combinación aposemática de rojo y negro en la coloración de los animales, casi siempre es un indicador de aviso de su toxicidad. El animal que se come a otro que porta este código, si no llega a morir, sufre muy desagradables efectos. Esto quedará grabado en su memoria, y en el futuro evitará comer cualquier cosa que exhiba esta combinación de colores.


Zygaena purpuralis
Zygaena purpuralis   ( F:10, V: 50, ISO: 200 )
           Las zygaenas, del orden de los lepidópteros, con 22 especies en la Península Ibérica, todas ellas de morfología muy similar, y conspicua coloración rojinegra, son un claro ejemplo de esto. Son insectos, que lejos de intentar pasar desapercibidos para evitar a los depredadores, exhiben su rutilante código de advertencia, porque ya sea en la fase de adultos, de oruga, e incluso de huevo, sus cuerpos están cargados nada menos que de ácido cianhídrico (cianuro) lo que los hace practicamente invulnerables.



Zygaena trifoli
Zygaena trifolii  ( F: 10, V:1/250, ISO: 250 )

jueves, 17 de octubre de 2013

PREMATURO PRELUDIO OTOÑAL

                              Los cada vez más largos períodos estivales sin precipitaciones incluso en el norte de la península, por causa del cambio evidente que estamos produciendo en el clima, dejan imágenes como esta, en la  que ya a finales de Agosto, las especies de árboles caducifolios intercalados en la zona de transición con otras especies esclerófilas mejor adaptadas a
 la sequía, muestran un prematuro cambio de color y caída de sus hojas por la escasez de agua.
          Esto que antes se producía cada mucho tiempo de forma esporádica, viene siendo lo habitual desde hace unos años, y cada vez de forma más acentuada.
          Como  consecuencia de lo anterior, se puede observar ya una progresión de las especies vegetales adaptadas a un clima más mediterráneo y una rápida regresión de las que lo estaban a un clima más atlántico, con mayores necesidades hídricas. Lo que hará que poco a poco estas últimas tiendan a desaparecer.



zona de transición entre la vegetaciónde diferentes ambientes climáticos
"Otoño prematuro"  ( F:9, V:1/60, ISO:100)

martes, 15 de octubre de 2013

LAVANDERA BLANCA

               Aunque algunas lavanderas  pueden llegar a instalarse y anidar en el centro de las ciudades lejos del agua, su nombre indica la predilección de estas aves por entornos fluviales, donde se alimentan de la gran variedad de insectos que encuentra en la vegetación y las piedras del borde de los cauces.
       ( Por un momento parecía que la pequeña araña que se ve en la hierba le iba a pasar desapercibida, pero no fue así).


     
Lavandera blanca en la ribera pedregosa de un río
Lavandera blanca (Motacilla alba)   ( F: 7,  V: 1/50, ISO:100)

jueves, 10 de octubre de 2013

ADIÓS A LAS RANAS

                             Desde principios de primavera hasta entrado el otoño, se puede oír esporádicamente el característico canto de la Rana de San Antón (Hyla arborea), cuya procedencia exacta es más difícil de determinar a medida que nos aproximamos. Esta peculiaridad que comparte con algunas otras especies animales, les serviría para evitar su localización por parte de los depredadores en el único momento en el que su presencia se hace patente; cuando cantan.
         Este sonido, es uno de los pocos indicios que delata la presencia de este discreto y mimético animal, que como sucede con otros miembros de su mismo orden, es cada vez más escaso en nuestros campos y bosques.


Hyla arborea y flor de épatica.
     Rana de Sán Antón (Hyla arborea)    ( F:8, V:1/50, ISO: 100 )
                                         
         Los anfibios, por su fisiología, forma de reproducción y por la permeabilidad de sus delicadas pieles, son especialmente sensibles a las alteraciones en su entorno y la contaminación de las aguas, por lo que están considerados indicadores de la salud de los hábitats que ocupan.
         La exposición de las larvas a niveles excesivos de radiación ultravioleta, y a sustancias químicas disueltas en el agua que actúan como hormonas y producen mutaciones, están haciendo que  cada vez con más frecuencia sean  encontrados ejemplares con malformaciones y alteraciones genéticas que los incapacitan para la reproducción. Y esto está sucediendo a una velocidad alarmante y a nivel global.
       Algunos científicos, ante la inminente desaparición de al menos la mitad de las 6.000 especies de anfibios conocidas, avisan ya de  que en breve asistiremos a la que será la  mayor extinción de especies  en el planeta desde la era de los dinosaurios.

                                                                     
Hyla arborea
         Rana de San Antón (Hyla arborea)   ( F:18, V1/20, ISO: 100 )

jueves, 3 de octubre de 2013

LIBÉLULA UN FÓSIL VIVIENTE

                 Cuando observamos a las libélulas, cuya apariencia y aptitudes las hacen parecer el resultado bastante reciente de un largo proceso evolutivo por  haber alcanzado tan alto grado de perfección, cuesta imaginar, que estos animales eran casi exactamente igual  hace ya 250 millones de años, así lo demuestran los fósiles encontrados.
    Su existencia es anterior incluso a la de los dinosaurios, y durante 160 millones de años volaron entre ellos antes de que estos se extinguieran. Son por lo tanto auténticos fósiles vivientes.
    Comparados con ellas, nuestra especie apenas acaba de empezar a existir en este planeta, pero a tan temprana edad en términos evolutivos,  ya hemos  conseguido logros tan importantes, como convertirnos  en una amenaza para la supervivencia de nosotros mismos y de todo cuanto nos  rodea. Sin duda, somos una especie superior ......  (Clik en la imagen para verla más grande).



Sympertrum consocolombii
    (Sympertrum fonsocolombii )   ( F: 10, V: 1/100,  ISO: 200 )

miércoles, 25 de septiembre de 2013

AZAFRANES SILVESTRES

             Como si se tratara de un comité de despedida del mundo vegetal  al sol en su declive que lo llevará inexorablemente hacia el solsticio invernal, en los primeros días de otoño,  las delicadas  flores de azafrán silvestre cubren de color las praderas; como en una "primavera" fuera de lugar.

         La calidez de la luz en las últimas horas de la tarde, las hace estar si cabe aún más favorecidas.
     

Colchicum autumnale
Colchicum autumnale  ( F: 4, V: 1/640, ISO: 100 )

viernes, 20 de septiembre de 2013

CODORNIZ Y SU TRÁGICO DESTINO

                Estreno este blog con algo de lo que quería hablar hace tiempo, pero me faltaba una imagen de la especie cuya publicación me sirviera como "excusa" para hacerlo.
      Para quienes visiten esta entrada interesados en la fotografía y que no por ello tienen que ser necesariamente conocedores de algunas de las tristes circunstancias que rodean la vida de estas aves, intentaré ser lo más conciso posible poniéndoles en antecedentes: La codorniz es el miembro más pequeño en Europa del orden  de las galliformes, como lo son también la perdiz y el faisán. Estas aves se caracterizan entre otras cosas por la desventajosa proporción entre su peso y su superficie alar, son rechonchas con alas muy pequeñas, lo que  obliga a que su vuelo sea de aleteo muy rápido pero de corto recorrido (unos cientos de metros), por el enorme consumo de energía que les supone.
       Contrariamente a las otras especies  de este orden, que son sedentarias y cuyas vidas transcurren dentro de pequeños territorios, la codorniz,  increíblemente, cada año realiza una migración que en mi opinión y dadas sus limitaciones físicas, es una de las mayores proezas que se dan en la fauna europea, viniendo hasta aquí desde sus lugares de invernada en Mauritania y Senegal.
       Estos animales llegan a los campos europeos después de un viaje de  casi 3000 Kilómetros, que les exigirán vuelos ininterrumpidos  de al menos 14 Kilómetros sobre el estrecho de Gibraltar, algo asombroso para un ave de estas características. Muchas de ellas no llegan a conseguirlo y acaban cayendo al mar.
       Llegadas a su lugar de destino, se instalan en los campos de cereal (trigo y cebada) donde pasan dos o tres meses en relativa calma, reproduciéndose. Eso las que consiguen sobrevivir a los tratamientos químicos que reciben esos cultivos, y eludir a sus depredadores naturales que son multitud.
 Coturnix coturnix
Codorniz hembra  (Coturnix coturnix)  (F: 8, V: 1/125, ISO: 1000 )
                                                       

           Pero de pronto, el estruendo de las cosechadoras marca el inicio de lo que debe ser  una pesadilla para estos animales. De un día para otro (literalmente), su mundo de "hierbas altas" que les daban protección, desaparece. Muchos pollos pequeños y nidos con huevos son aplastados o tragados  por estas  máquinas. Los que sobreviven a esto, quedan totalmente expuestos en los desolados rastrojos. Hasta hace unos años, los surcos de paja que quedaban tras las cosechadoras les ofrecían aún cierta protección durante un tiempo, pero las nuevas técnicas agrícolas exigen su retirada casi inmediata de las fincas, y   las enfardadoras aplastan y engullen ahora a otra buena parte de los supervivientes. Es entonces, cuando todo parece no poder ir peor, el momento en el que  se abre la "media veda" de caza, ¿que es esto?, pues la autorización institucional para que se esquilmen legalmente (previo paso por caja) codornices y palomas, especies que en ese momento, aún no han finalizado su ciclo reproductor.

           Los campos son tomados por personas cuya avidez por apretar el gatillo es la propia de quien se ha gastado una pasta en : permiso de armas, licencia, coto, cartuchos, mantenimiento de los perros, etc. y necesita resarcirse MATANDO lo más posible, y poder así justificar ese dispendio, ante su entorno y ante sí mismo. Esto como factor casi común, el otro, un poco más variable iría en función del mayor o menor grado de inconsciencia de cada practicante, pero el resultado viene a ser, que como en ese  momento  muchas de las aves adultas, como única opción de supervivencia parten prematuramente en migración hacia el sur dejando atrás nidadas desvalidas; a falta de otra cosa, se  acaba disparando a lo que queda, que son los pollos nacidos semanas antes, muchos de tamaño poco mayor que  un gorrión que apenas pueden volar y que si sobreviven a las escopetas, son matados por los perros. Y así, año tras año casi la totalidad  de las codornices nacidas cada temporada, mueren  a los pocos días de haber nacido.
   
         Habrá quien piense, que esto, son exageraciones con sesgo ecologista. De eso nada, ni soy ecologista (no admito etiquetas, como no sea la que sirve de título a este blog), ni exagero. Sé muy bien de qué hablo. Y aunque pocos cazadores reconocerían que lo que digo es cierto, ellos saben muy bien que lo es.

         En una ocasión oí decir a un cazador (palabras textuales): " Lo que hacemos con las codornices es un crimen, pero mientras no lo prohíban las seguiré cazando, porque si no las mato yo, las matará otro ".


Nido malogrado de codorniz (F:18,V:1/60, ISO:

   
  (A pocos metros de este nido de codorniz, un cartucho y poco más allá las plumas de una hembra esparcidas sobre el rastrojo, dejaban poco margen a la duda sobre lo que había pasado)

 
         Sometida a todo esto, la codorniz  hace tiempo que hubiera  desaparecido de no ser por su alta tasa de reproducción, pero como ésta ahora mismo a penas  es suficiente para compensar su baja tasa de supervivencia, sus poblaciones disminuyen a un ritmo galopante. Eso bebería ser suficiente como para que se tomaran medidas drásticas. Pero más allá de eso, aunque como especie no esté en peligro de extinción (aún), consideradas cada una de estas aves como individuos que son, ningún ser merece ser sometido a semejante castigo por parte de nuestra especie y menos si cabe este, que cada primavera sobreponiéndose de forma épica a multitud de adversidades, empezando por sus propias limitaciones físicas, emprende un largo viaje lleno de peligros,para llegar hasta nuestros campos.

          Cada vez más cazadores (los menos inconscientes quizá de entre ellos) empiezan a hablar ya, de que la apertura de la  "media veda" no debería existir por el daño que hace.  Quizá algún día eso se consiga. Sirva este texto como mi modesta aportación para que eso llegue a ser. Aunque  habiendo tanto dinero de por medio como el que se mueve alrededor de la caza, hay que ser necesariamente escéptico. Pero si al menos la lectura de todo lo anterior, contribuye a que un sólo cazador empiece  a cuestionarse lo que hace, y esto  le ayude  a tomar la decisión de colgar la escopeta para siempre, el trabajo de la creación de este blog ya habría merecido la pena.

        Por lo demás, en asuntos de este tipo parece que habrá que esperar a que el nivel de consciencia aumente y las cosas poco a poco vayan cambiando (también soy escéptico en eso). Entre tanto, una actividad  de fin de semana, en la que para que uno se divierta el otro debe morir, será un "deporte". Que una  cuadrilla de travestidos, torture a un toro hasta la muerte, será  "cultura".  Y que para conseguir "tener" por fin unos testículos (los del toro son el trofeo en este caso), una banda de zoquetes y COBARDES en manada, masacren VILMENTE a un animal que intenta huir, será una, "tradición heroica " (Toro de La Vega,-Tordesillas-Valladolid-España).  (Clik en las imágenes para verlas más grandes).