lunes, 23 de enero de 2017

MI VIAJE A MARTE

                                  Como síntoma del buen funcionamiento de este tinglado de mundo que nos están montando, basado en la insatisfacción permanente y la búsqueda constante e imposible de; ni se sabe qué. Cada vez más parece ser que uno no es nadie si no tiene en su "currículum" unos cuantos viajes a lugares exóticos lo más lejanos posible. Esto es más así si cabe, tratándose de fotografía de naturaleza
               Y  yo, que de personalidad ando muy justito y me dejo arrastrar fácilmente por lo que se lleva en cada momento, no sólo no he podido sustraerme a esa tendencia colectiva inducida por el sistema, al movimiento desquiciado y perpetuo (no vaya a ser que paren, les de por pensar y descubran el truco...), sino que además he decidido por una vez y sin que sirva de precedente, abandonar la calidez del rebaño para ir incluso un paso por delante. Y en cuanto he tenido oportunidad, he cogido la mochila y me he plantado nada menos que; en Marte. Si, habéis leído bien.
             Así que en las próximas décadas, cuando veáis en la tele al que se supone será el primer hombre pisando el suelo marciano mientras dice una frase para la posteridad, vosotros sabréis que ese, es el segundo.
            Con la única intención de provocar envidia por haber sido el primero en llegar allí, muestro esta imagen como prueba de ello y también como la mejor evidencia obtenida hasta la fecha, de indicios de la existencia de agua en el planeta rojo. Y además a continuación, voy a hacer referencia a algunos detalles del viaje a modo de guía.

            - El vuelo a Marte: Duración 7 meses . Largo, muy largo y aburrido hasta el preocupante extremo de que casi me da por leerme un libro....

            - Donde alojarse: La oferta aún es bastante reducida. Puedes elegir entre el agujero de un tubo de lava bajo la ladera de algún volcán inactivo (activo si lo prefieres con calefacción). O si eres aficionado al bricolaje, un agujero que excaves tu mismo.

            - El clima : Bastante estable, sólo que en verano, una roca en el lado en el que da el sol puede estar a más 20ºC y en la sombra a menos 60ºC. Luego por la noche ya refresca un poquito, hasta los menos 80ºC. por lo que no está de más llevarse un jersey o una rebequita.

            - Gastronomía: En Marte se come bien. Bueno, o mal, todo depende de lo que te hayas llevado en el táper, porque allí para comer hay poco. Quizá estoy exagerando algo; en realidad no hay nada.

            - Que ver en Marte: Pues la verdad, no mucho. Quizá lo más destacable puede ser el Monte Olimpo. Un volcán de 27 kilómetros de altura. Pero los volcanes.... ya se sabe,...visto uno, vistos todos. Como el Teide, un poco más grande y sin turistas alemanes, aún.
               También están, las enigmáticas caras de Marte, montañas semejantes a rostros humanos. Que son como las de Belmez, pero en 3D.

             - Sus playas: Como destino de sol y playa Marte es simplemente ideal.
               Sólo hay una, pero ocupa todo el planeta. Quizá se hecha en falta un poco de mar, pero nada es perfecto. Además esos pequeños detalles no son algo que la N.A.S.A con su proyecto de  "Terraformación" no pueda solucionar en un par de cientos de miles de años.
               En cuanto a sol; os vais a hartar. Al no haber casi atmósfera, brilla los 687 días del año marciano.
               Eso sí; aunque el problema con la radiación se ha magnificado mucho, no olvidéis llevaros protección factor 350.000, porque sí, es un poco molesto, cuando llevas 5 minutos tumbado en la toalla, notas un picorciyo, te rascas y se te desprende la carne del hueso porque ya estás demasiado hecho.

              - La gente de Marte:  Pues...escasa, pero maja. Como soy poco social, creo que me parecieron lo segundo, sobre todo por lo primero.... En mi opinión, quizá un poco menos marciana que la de aquí.

              En una de las pocas conversaciones que les escuché, un grupo de ellos estaban apostando sobre cual podría ser la civilización más idiota del universo.
             Ganó el que decía haber oído hablar de una que habitaba un planeta de color azul, conocido por el resto de civilizaciones de su galaxia como: "El planeta de los simios". Que rápidamente estaba dejando de ser el paraíso para la vida que en su día fue, porque lo están arrasando para después supuestamente, trasladarse a otro de color rojo que es un infierno en el que no hay nada, ni siquiera aire para respirar.
             En ese momento, todos se me quedaron mirando, con una sonrisa de entre burla y lástima. Yo disimulé  haciendo como que no había oído nada y me marché silbando mientras actualizaba mi perfil de facebook. Aún puedo escuchar sus risas.... y aplausos.....  (Clik en la imagen para verla más grande).

Indicios de agua en marte
Marte, indicios de agua (F:18,V:1/20s,ISO:100)

14 comentarios:

  1. Jajaja,gracias por compartirlo con nosotros, aunque he echado de menos algún selfie. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada.
      Y mira que me gusta a mi hacerme fotos donde quiera que voy, para que conste que estuve allí, por aquello de las tendencias generalizadas a las que me es imposible sustraerme... Pero en este caso, ya que es un planeta con cierto complejo de inhabitabilidad, no quise quitarle protagonismo.
      Gracias hermanica por tu visita y tu comentario. Besos.

      Eliminar
  2. Que bueno Titón!!!!!!! La verdad es que ha tenido que ser una experiencia inolvidable!!!!!.:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas. Cuando visitas tantos planetas y tienes mala memoria, a veces acabas por no recordar en cual estás. Si no me equivoco, este vuestro debe de ser....el de los simios... :).

      Eliminar
    2. Sí, unos más simios que otros, pero sí! :)

      Eliminar
  3. ¿y no te cruzaste con ningún japonés, cámara en mano cuál si fuera un rifle disparando a cada esquina, cráter, marciano y sombra que se precie? Raro ese sitio al que has ido, no me lo termino de creer si no hay japoneses....

    ResponderEliminar
  4. Hola Ainara !!.
    Pues creetelo, soy un tipo de palabra. Además, no tienes más que ver la foto, eso es Marte de toda la vida....
    Ahora estoy buscando patrocinador para ir a Júpiter en bici, con más cobertura mediática y esas cosas. A la vuelta, la prensa especializada en viajes ciclistas interplanetarios se me va a rifar, pero cuenta con una entrevista.

    ResponderEliminar
  5. eso dices ahora, después serás como todos, te convertirás en una estrellas, tendrás un jefe de prensa y solo darás entrevistas a los medios importantes...cambiarías tanto que hasta te gustaría disfrutar de la compañía de gente en la misma calle mientras nadas

    ResponderEliminar
  6. No, no cambiaré mi excelente criterio. Seguirá siendo más importante para mi la persona, que el medio. Y además,como bien sabes, los más grandes casi siempre somos los más humildes.
    ¿Nadar con gente en la misma calle?... ¿pero que clase aberración es esa?...

    ResponderEliminar
  7. Jajaja muy bueno el tonito, el trasfondo y la foto! (Aunque tienes mejores)!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien venido Ander.
      Si, las hay mejores por aquí, pero para ser de Marte creo que no está mal...
      Gracias por tu visita y tu comentario.

      Eliminar
  8. Muy bueno Titón! Por cierto, tienes unas fotos impresionantes en tu blog. Besos de parte de la familia de Ermua.

    ResponderEliminar
  9. Me alegro de que os gusten. Muchas gracias Silvia por tu comentario.
    Besos para todos.
    Y no olvidéis practicar...

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias a ti por tus consejos.
    Ya te contaremos Titón.
    Besos.

    ResponderEliminar